• 03Abril

    Cómo Crear un Kahoot!: Claves Para Aprender Con Preguntas

    Cómo Crear un Kahoot!: Claves Para Aprender Con Preguntas

    En ConEdukate traemos todas las semanas herramientas de innovación educativa, para que tú, como profesor, puedas integrarlas en el aula.

    De esta forma, los conocimientos más difíciles y "aburridos", se volverán sencillos y divertidos, consiguiendo "hitos" como que tus alumnos te pidan más aprendizaje.

    ¿A que sería alucinante? Pues si aprendes a cómo crear un Kahoot! con nosotros, tendrás a tus alumnos en el bote.

    ¿Quieres saber cómo?

    En este artículo te explicaremos qué es esta herramienta de educación, sus características, las ventajas que guarda, un paso a paso detallado, y más cuestiones.

    ¿Estás dispuesto a saber más? ¡Venga, que empezamos!

    ¿Qué es Kahoot!?


     

    Seguro que en su momento te has enganchado al mítico programa llevado por Carlos Sobera: 50x15.

    Como recordarás, el formato era muy sencillo: el presentador realizaba al concursante una serie de preguntas, las cuales se mostraban con cuatro alternativas.

    Pues bien, en Kahoot! la dinámica es muy similar, aunque con un toque más distendido e infantil.

    En este juego, el profesor, o sea tú, podrá llevar el timón de las preguntas, las cuales habrá preparado previamente para que sus alumnos las contesten.

    Podría definirse como un juego de trivial educativo, en formato concurso, siendo el ganador el que más preguntas conteste correctamente.

    ¿Cómo crear un Kahoot!, entonces, y qué preguntas se pueden incluir? Eso lo veremos más adelante, ahora vamos con lo que caracteriza a este videojuego educativo.

    Características de Kahoot!

    Como podrás suponer, es un juego electrónico, por lo que las tecnologías y las herramientas TIC en el aula son fundamentales: pizarras digitales, ordenadores, tablets, proyectores...

    Además, este juego se distingue por su gran atractivo, consecuencia de su carácter competitivo, puesto que, cuanto más acierte un jugador, más puntos en racha consigue.

    La forma ideal de participar es creando grupos en el aula, o por turnos, según la cantidad de alumnos que haya.

    Posee 3 variantes de juego: preguntas con cuatro alternativas, encuestas y puzzle.

    Beneficios de usar Kahoot! en clase


     

    Las ventajas de aplicar este proceso de gamificación para aprender en clase son varias.

    Conocimiento aplicado

    En ConEduka siempre abogamos por llevar a la práctica todo el conocimiento, como elemento indispensable para aprender. Mediante este juego de educación, tu clase se pasará volando, siendo 100% provechosa.

    Refuerzo efectivo

    Lo ideal es que se utilice para reforzar los temas dados previamente en clase, lo que hará que se retenga la información por más tiempo.

    Se sabe que los niños aprenden de forma más rápida cuando se divierten, por lo que una serie de preguntas rápidas orientadas a la asignatura, es lo que hace falta para dar esas últimas pinceladas antes del examen.

    No hay acción sin motivación

    La propia palabra lo dice: motivación es accionar con un motivo. Esto quiere decir que, para que exista un verdadero aprendizaje, debe haber un motivo poderoso.

    Si aprendes a cómo crear un Kahoot!, darás a tus alumnos un significado a lo que están dando en clase, haciendo que su curiosidad y ganas de aprender aumenten a niveles estratosféricos.

    Bienvenido, trabajo en equipo

    Como dijimos antes, aquí se puede participar en grupos, lo que hará el caldo de cultivo perfecto para enseñar a tus alumnos los principios del trabajo colaborativo, los distintos roles, el liderazgo...

    Sin duda, conocimientos indispensables para un mañana prometedor.

    Además, las actividades en entornos colaborativos, refuerzan los lazos entre los miembros del grupo, haciendo que liberen dopamina, causante de sensaciones placenteras.

    Aumento de las competencias comunicativas


     

    De niños es cuando más hay que incidir en este aspecto, porque el cerebro es más plástico, o sea, se adapta y aprende con más facilidad.

    Si eres profesor de los primeros años de primaria, verás que cuando pones el juego es probable que tus alumnos se dejen embargar por la emoción, lo que sería un momento perfecto para enseñar a decir las cosas correctamente.

    Ensayo-error como base del verdadero conocimiento

    En la vida real, para triunfar y conseguir objetivos, es necesario fallar, caerse y volver a intentarlo hasta conseguirlo. De esta forma, los adultos fortalecemos nuestro carácter y perseverancia.

    Es necesario, pues, que los niños de primaria también adquieran la sana costumbre de fallar sin remordimientos, porque es ahí cuando la mente está más dispuesta a superarse y resolver nuevos problemas cada vez más grandes.

    Mediante los juegos de preguntas y respuestas como éste, el profesor puede crear un ambiente propicio para el aprendizaje, donde cada fallo no sirve para echar broncas o poner malas caras, sino para averiguar otras posibles maneras de conseguir algo.

    ¿Cómo crear un Kahoot!? El paso a paso

    Cuando accedemos a la herramienta, llama la atención lo intuitiva que es a la hora de realizar un quiz (juego de preguntas y respuestas).

    El profesor deberá entrar a este enlace, donde podrá crear uno desde cero, o descargarlo entre cientos de ejemplos previamente hechos, ya sea de la comunidad hispana u otra (de paso, sería una buena excusa para practicar idiomas).

    Después, el sistema te pedirá que te des de alta, ya sea como profesor, alumno, entorno social (con amigos, por ejemplo), o en el ámbito laboral.


     

    Una vez escogido el plan freemium (con este es suficiente, aunque hay más opciones premium), aterrizamos en el centro de mandos.


     

    Como se puede observar, aquí es posible crear un nuevo Kahoot!, o escoger uno previamente realizado. ¿Por qué no probar a hacer uno desde cero?


     

    Una vez que clicamos el botón "Create", llegamos a este menú, donde podemos escoger 3 opciones: realizar un nuevo Quiz, de varias respuestas; Jumble, donde arrastramos las opciones en el orden correcto; y Survey, para encuestas.

    Como este artículo trata de cómo crear un Kahoot! educativo, toca entrar en la primera alternativa.


     

    Aquí vemos la plantilla de creación del Kahoot! educativo, donde deberemos poner el título que llevará el juego, una descripción (los hashtags sirven para que tu creación sea clasificada más fácilmente en la plataforma), indicar la visibilidad (si queremos que sea público o no), lenguajeen el que vamos a jugar, imágenes y vídeos opcionales.

    En cuanto a las imágenes, puedes elegir entre escogerlas del archivo de la plataforma, o insertar las tuyas propias (para tener acceso a todas hará falta darse de alta en Kahoot! Pro).


     

    Esto es un ejemplo de una pregunta que se puede integrar en el juego, de las 20 que lo componen. Tiene un título, limite de tiempo, opción de conseguir puntos, y las cuatro alternativas, marcando la correcta previamente.

    Los alumnos, por su parte, tendrán que entrar a este otro enlace, y mediante un PIN que previamente estableció el profesor, acceder a la plataforma.


     

    El resto de los pasos son muy intuitivos, por lo que el profesor podrá llevarlos a cabo sin problemas.

    Lo importante es quedarse con la idea de que una forma diferente de repasar es posible, una en donde la diversión y la competencia sana se dan la mano.

    Conclusión: aprender mediante preguntas es muy efectivo

    Como colofón, vemos que Kahoot! es una herramienta especialmente útil para motivar al alumnado.

    El proceso es el siguiente: ante un tema complejo de entender, puede echarse mano a esta herramienta, de tal forma que después, cuando se ha realizado de forma correcta, se expone ante la clase un antes y después.

    De esta forma, los niños tomarán conciencia de que en realidad pueden aprender todo lo que se propongan.

    Y esto es cómo crear un Kahoot! educativo desde cero, para repasar y realizar exámenes.

    ¿Te gustaría integrarlo en tus clases?